Cápsula en mano (Fuente externa)

El cáncer de intestino será fácilmente detectadle ingiriendo una pequeña cápsula que contiene cámaras en miniatura. Esta herramienta forma parte de la tendencia hacia una mayor atención sanitaria domiciliaria debido a la crisis sanitaria del COVID-19.

La cápsula se ha dado a conocer en Inglaterra, y se ofrece como sustituta de la colonoscopía debido a su tamaño en miniatura y ser indoloras.

El periódico británico The Guardian, afirma que las imágenes transmitidas desde el interior del cuerpo durante el procedimiento ayudarán a los médicos a juzgar si la persona tiene cáncer de intestino, la segunda forma más mortal de la enfermedad en el Reino Unido.

Los médicos del National Health Service (NHS, Servicio Nacional de Salud, en español) explicaron que estas cápsulas ilustran un cambio importante en la atención médica fuera de los hospitales, que derivará en cada vez más diagnósticos y tratamientos de enfermedades realizados en el hogar.

El director ejecutivo de NHS England, Simon Stevens, señaló al mismo medio que lo que antes podía parecer ciencia ficción, ahora se está convirtiendo en una realidad. «A medida que estas diminutas cámaras pasan por el cuerpo, toman 2 fotografías por segundo, buscando signos de cáncer y otros como la enfermedad de Crohn», manifestó.

El NHS England sigue con su decisión, anunciada el mes pasado, de enviar a 31.000 mujeres en Londres un kit con las cápsulas para el hogar con el que detectar signos de cáncer de cuello uterino y superar la incomodidad que puedan tener al hacerse esta prueba junto a un médico o una enfermera.

A unos 11.000 pacientes con posibles síntomas de cáncer de intestino se les ofrecerá la opción de tragar una cápsula como alternativa a la endoscopia estándar.

El procedimiento para la endoscopia de cápsula de colon necesitará que el paciente visite a una enfermera que se coloca un cinturón y un receptor alrededor de la cintura debajo de la ropa para capturar las imágenes, antes de tomar la cápsula, irse a casa y usar laxantes para limpiar su intestino con el fin de que las cámaras puedan captar imágenes claras. El proceso dura de 5 a 8 horas.

La cápsula PillCam (Captura de pantalla)

Las fotografías del intestino se envían de forma inalámbrica desde la cápsula y luego se transmiten a un especialista en cáncer para ayudarlos a decidir si la persona tiene cáncer de intestino, que mata a unas 16.600 personas al año. Los pacientes excretan la cápsula cuando van al baño.

La prueba ya se está utilizando en toda Escocia. El NHS ha descubierto que la mayoría de los pacientes evaluados de esta manera resultan estar libres de cáncer y no experimentan ningún riesgo o complicación con lo que ellos llaman la prueba ScotCap, aunque los laxantes pueden hacer que algunos se sientan enfermos y deshidratados.

El profesor Andrew Goddard, presidente del Royal College of Physicians, dijo: “El futuro de la atención médica debería estar más cerca del hogar y, de hecho, esa es la visión del Plan a largo plazo del NHS [para el NHS en Inglaterra]. A medida que se desarrollen las tecnologías, veremos más y más pruebas que se pueden hacer en casa, lo cual es genial, siempre que sean accesibles para todos.

“Con respecto a las cápsulas de colon, esperamos que esto evite que algunas personas tengan que hacerse una colonoscopia. Pero aún necesitarán tener una preparación intestinal, que muchos dicen que es la peor parte de una colonoscopia, y venir a hospitales o clínicas para recibir la cápsula y el equipo de monitoreo «.

El profesor Peter Johnson, director clínico de cáncer de NHS England, dijo que la última iniciativa en atención domiciliaria mostró que el servicio estaba acelerando nuevas formas de tratar y diagnosticar el cáncer. Respondió a la suspensión de gran parte de la atención oncológica hospitalaria durante la pandemia mediante la administración de medicamentos de quimioterapia a miles de pacientes que no pudieron recibir radioterapia. «Este es solo un ejemplo más de cómo el NHS adopta las últimas opciones de tratamiento innovadoras y lleva el NHS a casa para los pacientes».

El profesor Martin Marshall, presidente del Royal College of GPs, dijo: “Somos conscientes de que algunos pacientes son reacios a buscar ayuda para ciertos cánceres porque las pruebas de diagnóstico disponibles pueden ser invasivas, por lo que este es un desarrollo fascinante y estaremos muy interesado en ver los resultados del ensayo.

«Los médicos de cabecera se están preparando para un aumento en los casos de presuntos casos de cáncer posteriores a Covid, y las cámaras cápsula y la nueva prueba para el cáncer de cuello uterino son desarrollos bienvenidos que podrían permitir a más pacientes monitorear y controlar su propia salud en el hogar sin vergüenza ni incomodidad».

El equipo de endoscopia del NHS Trust del University College London Hospitals ya está utilizando las cápsulas para detectar el cáncer de intestino, asegura The Guardían.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here