Este niño se llama Finn Knudston, tiene 23 meses y un perro, lo cual significa una razón muy sólida para no dormir en su cama, según parece.

Finn tiene su mejor amigo de cuatro patas durmiendo en el piso de su habitación. Y la cámara de niñera que le han colocado para registrar su sueño, muestra que el niño no está listo para separarse de su boxer Brutus. Mucho menos las 8 horas que debe durar su sueño.

En las imágenes, reproducidas por Bored Panda, se observa a Finn agarrando su sábana en medio de la noche, saliendo de la cama y uniéndose a Brutus que está tendido en una estera del piso, para dormir juntos.

Mientras Brutus apenas se mueve, Finn está tratando de ponerse cómodo, incluso cuando usa a su amigo peludo como almohada. Su madre Paige, de Richmond, Virginia, dijo que «ya sea en la cama del perro, en la cama de Finn o en el piso, los dos siempre duermen juntos».

La primera vez que su mamá encontró a Finn acurrucado junto a Brutus, se sintió intrigada por descubrir cómo sucedió y configuró una cámara de vigilancia de las que se llaman «de niñera». Las imágenes hilarantes mostraron a Finn trepando por todo Brutus durante más de 5 minutos mientras el pobre animal de cuatro años apenas si se movía.

Mamá Paige comentó a Bored Panda que «inicialmente, Brutus dormiría en la alfombra frente a su cuna todas las noches». Pero cuando Finn comenzó a dormir en una cama, “Bruto comenzó a gatear y dormir en la cama todas las noches; era como si se hubiera acostado a su lado para evitar que saliera rodando de la cama». Solo cuando Finn comenzó a salir de su cama, Brutus comenzó a dejarlo dormir a su lado, como cuidándolo. Cosas de amigos.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here