Roberto Frayle y David Beriáin (Fuente externa)

Visitar Burkina Faso en 1998 no era una fiesta, pero era otra cosa. Escuchabas en los kiosquitos donde vendían cassettes a Johnny Ventura a todo dar, y a Wilfrido Vargas y a la Orquesta Aragón.

Mas cuando los mandatarios se quieren eternizar en el poder, invariablemente todo termina hecho trizas. Sucedió en Ouagadougou con Blaise Compaoré, que según dicen mando a matar al ex embajador suyo en Cuba y República Dominicana (donde nunca llegó a presentar credenciales), a la sazón magistrado de la Suprema Corte de Justicia. El hecho ocurrió el 20 de mayo del 2015. El dictador Compaoré que había tomado el poder tras el magnicidio de Thomas Sankara, había sido presidente desde el 15 de octubre de 1987 y tuvo que salir huyendo el 31 de octubre del mismo año que mandó a matar al juez Nebié, como una maldición, gracias a las revueltas populares y a un golpe de estado en su contra.

Hoy día en la zona de la frontera de Burkina Faso y Mali se mueven grupos yihadistas como Estado Islámico del Gran Sahara y el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes, vinculado a Al Qaeda.

Este martes 27 de abril dos periodistas españoles que investigaban las cazas furtivas, han perdido la vida en Burkina Faso.

Los dos periodistas -el reportero David Beriáin y del cámara Roberto Fraile- realizaban un reportaje para Movistar sobre la caza furtiva en el Este del país junto a una ONG de la que al parecer era miembro el irlandés de nombre desconocido hasta ahora, que les acompañaba y un soldado Burkinabé, a modo de escolta. El pequeño grupo fue objeto de una emboscada por individuos armados a bordo de dos camionetas pick up y de motos.

El asesinato fue perpetrado en horas del día en una carretera que conduce a la vasta reserva forestal de Pama. Ninguna organización ha asumido la autoría de los asesinatos.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here