Bill Gates y su perra (Fuente externa)

Bill Gates, ha pronosticado en una entrevista con la CNN que los peores meses de la pandemia de Covid-19 están por venir, así como ha advertido que el acceso a la vacuna debe basarse en la necesidad médica y no en la riqueza.

«Lamentablemente, los próximos de cuatro a seis meses podrían ser los peores de la pandemia», afirmó el dueño de una de las fundaciones que ha invertido una gran cantidad de dinero para desarrollar y entregar vacunas. Asimismo, ha manifestado que «el pronóstico del IHME (Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud) muestra más de 200.000 muertes adicionales. Si siguiéramos las reglas, en términos de usar mascarillas y no mezclarnos con otras personas, podríamos evitar un gran porcentaje de esas muertes».

En cuanto a dicha financiación, Gates presume de que su equipo es «muy ágil», pues se tratan de «socios en algo llamado CEPI, que es el segundo mayor financiador después del gobierno de Estados Unidos».

El fundador de Microsoft señaló que el acceso a la vacuna debería basarse en la necesidad médica y no en la riqueza, pues «después de todo, esta epidemia ha sido terrible en la forma en que ha exacerbado las desigualdades. Ha sido peor para los hispanos, peor para los negros, peor para los trabajadores de servicios de bajos ingresos o los hogares multigeneracionales. En términos de selección sobre quién recibe la vacuna, es mejor que usemos la equidad para impulsar todas esas decisiones».

Al igual que otras figuras públicas como Barack Obama, Bill Clinton o George Bush han asegurado que se inyectarán el remedio frente a la Covid-19 publicamente, Gate ha subrayado hará lo mismo: «Cuando sea mi turno, públicamente me pondré la vacuna, porque creo que es un beneficio para todas las personas no estar transmitiendo».

Ofreció detalles sobre su advertencia respecto a la llegada de una pandemia como la del coronavirus: «En general, cuando hice los pronósticos en 2015, hablé de que las muertes podrían ser más altas. Entonces, este virus podría ser más fatal de lo que es. Pero lo que me ha sorprendido es que el impacto económico en Estados Unidos y en todo el mundo ha sido mucho mayor que las previsiones que hice hace cinco años», advirtió.

No es que Bill Gates sea adivino, es que cuenta con datos y procesamiento de estos, ademas de su propia experiencia para poder advertir los giros que pueden acercarse en fenómenos como estos, gracias a gran cantidad de información y su adecuado análisis.

Antes, el 18 de noviembre había pronosticado en una conferencia organizada por The New York Times que «más del 50% de los viajes de negocio y más del 30% de los días en la oficina desaparecerán».

«Seguiremos yendo a la oficina de algún modo, seguiremos algunos viajes de negocio, pero drásticamente menos», expresó entonces. Los viajes de negocios representaban antes de la pandemia alrededor de la mitad de los ingresos de la aerolíneas estadounidenses y eran con diferencia los desplazamientos más rentables. Las conferencias via streaming entre otras soluciones a distancia ayudan a esa predicción.

Un nuevo paradigma laboral podría añadir más problemas para un sector que intenta superar la fuerte caída de los ingresos con la reducción de tráfico aéreo debido a la pandemia, que podría comenzar a resolverse con la distribución masiva de la vacuna a partir de la segunda mitad de 2021.

Entonces opinó sobre el uso de la mascarilla: «No habría pensado que llevar mascarilla se iba a convertir en algo tan controvertido», y tampoco que la administración de Donald Trump apoyara una opinión tan «salvaje y extrema» a la hora de enfrentarse a la pandemia.

Este 15 de diciembre Estados Unidos acumula 16, 519628 casos de infectados y 300, 482 fallecidos.

El gran reto del presidente electo Joe Biden es tratar de dominar la pandemia en un país donde el presidente actual ha sido el principal escollo para aplacarla.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here