SD. El pueblo armenio celebró el lunes en la capital Ereván, la renuncia en horas del mediodía del primer ministro Sarkisián, quien antes había sido presidente de ese país.

La alegría regresó después de las protestas realizadas que exigieron y lograron la salida después de 11 Elias de protestas y movilización nacional.

El líder opositor Nikol Pachinian, detenido en la víspera cuando participaba en una manifestación fue liberado.

 “Dejo el cargo”, declaró Serzh Sarkisian, citado por la agencia de prensa oficial de esta exrepública soviética del Cáucaso. El líder de la protesta y diputado “Nikol Pachinian tenía razón. Y yo me equivoqué”, agregó Sarkisian quien se había hecho nombrar tras ocupar el cargo de presidente durante 10 años.

El sorprendente anuncio ocurrió unas horas después de la liberación de Pachinian, arrestado el día anterior durante una manifestación de la oposición, y que inmediatamente se unió a los manifestantes en las calles de Ereván gritando “¡Todos saben ya que hemos ganado!”.

Miles de manifestantes congregados el lunes en la plaza de la República, en pleno centro de la capital armenia, donde está ubicada la sede del gobierno, expresaban su alegría y aplaudían la dimisión del primer ministro.

Desde el 13 de abril, los manifestantes exigieron la dimisión de Sarkisian, acusado de aferrarse al poder a cualquier precio y exigieron elecciones. Después de 10 años como jefe de Estado, Sarkisian había hecho votar una reforma constitucional que daba nuevos poderes al primer ministro y dejaba al presidente un papel esencialmente honorífico.

 

Esperamos tu comentario

Notas de las mejores agencias de noticias internacionales.