Captura de pantalla (cortesía Universidad de Humboldt, Berlín)

Evidentemente, así como el mosquito Aedes Aegyptis, fue -como descubrió el médico cubano Carlos J. Finlay en 1881- el transmisor de la fiebre amarilla; el ser humano es el portador del coronavirus de Wuhan, renombrado como Covid 19. De ahí la recomendación de lavarse las manos frecuentemente con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Hacia dónde se mueva el ser humano, hacia allá irá el coronavirus, ese sancocho de virus con potencialidad mortal.

Captura de pantalla

Tan es así, que un hombre que se recuperó del covid-19 se volvió a infectar con coronavirus en Chengdu (Sichuan, China) y tuvo que regresar a un hospital, informó el portal BJ News.

El médico le ordenó mantenerse aislado en su hogar durante 14 días para controlar su proceso de recuperación, pero «después de una prueba positiva» fue ingresado de nuevo en un hospital. Es el primer caso reportado con remisión.

Sobre el rumbo que potencialmente puede tomar el Covid 19, ha sido Dirk Brockmann, un físico alemán experto en sistemas complejos, de la Universidad de Humboldt en Berlín, quien ha creado un mapa con base en las conexiones entre aeropuertos.

Según su modelo, más que la localización geográfica, importan los patrones de viaje de la gente. En ese sentido dice que Nueva York está más cerca de Londres que su vecina Rochester, ya que tiene más conexiones aéreas, según ha publicado la revista Semana.

«Tienes que pensarlo de esta manera: el modelo es un modelo de movilidad pura. Eso significa que considera el tráfico aéreo global con aproximadamente 4,000 aeropuertos y aproximadamente 51,000 conexiones directas entre los aeropuertos. Nos hicimos la siguiente pregunta: si 1,000 personas infectadas en Wuhan abordan un avión, ¿dónde aterriza? La mayoría de los pasajeros aterrizarían en un aeropuerto en China, pero alrededor del 10 por ciento viajaría más allá de las fronteras nacionales. Nos preguntamos: ¿cómo se distribuyen entre los diferentes países y estos son los riesgos relativos de importación? Concretamente, esto significa lo siguiente para Alemania: de las 1.000 personas infectadas que abordaron en Wuhan, alrededor de 1.4, es decir, una o dos personas aterrizan en Alemania. Actualmente, Alemania tiene un riesgo relativo de importación del 0,139 por ciento, mientras que Estados Unidos o Francia tienen un riesgo relativo de importación que es aproximadamente cuatro veces mayor», ha respondido Brockmann a una entrevista colgada en la web de la Universidad de Humboldt, en Berlín.

Ilustración tomada del sitio web de la Universidad de Humboldt (Cortesía)

«Con el modelo pudimos calcular las probables rutas de propagación del virus. Y el aeropuerto Charles de Gaulle en París es un nodo europeo muy importante. Este aeropuerto tiene una enorme importancia desde la perspectiva de Wuhan, ya que hay vuelos directos y una gran cantidad de tráfico aéreo tiene lugar aquí. Si, por ejemplo, tomáramos Beijing como el lugar de origen, entonces el aeropuerto de Frankfurt am Main sería muy importante, ya que hay muchos vuelos directos desde Beijing a Frankfurt. Para cada lugar de origen, para cada nodo de referencia, podemos calcular las rutas probables a todos los demás aeropuertos desde estos nodos de referencia. Y de esta manera se calcula el riesgo», continuó.

«Primero, me sorprendió que Francia esté muy arriba en el ranking en comparación con Estados Unidos. En una inspección más cercana, me di cuenta de que, en este caso especial, el aeropuerto Charles de Gaulle es un centro importante. También me sorprendió que el riesgo relativo de importación de otros países asiáticos, que desde la perspectiva de Wuhan son casi «al lado», se distingue solo de manera insignificante del de Francia o Alemania. El riesgo relativo de importación de Francia (0.242 por ciento) es mayor que el de Malasia (0.202), Indonesia (0.154 por ciento) y Filipinas (0.146). Este resultado también es una manifestación de la globalidad. Desde la perspectiva de Wuhan, Francia está más cerca que Malasia», expresó el científico alemán.

«Con nuestro modelo suministramos cifras al Instituto Robert Koch (RKI). El RKI puede informar a los políticos o perfeccionar sus percepciones para que puedan tomar las decisiones correctas. Cuando toda Alemania pregunta cómo, por ejemplo, reaccionará el aeropuerto de Frankfurt, nuestros números también proporcionan datos confiables que pueden ayudar a tomar decisiones», aseguró.

Los cálculos de Brockmann predicen que Tailandia será el país más afectado luego de China (75.467) y que Alemania resulta el más vulnerable en Occidente.

Y si le seguimos el juego a las cifras de contagio, parecería que tiene razón, pues por ahora los países con más casos son Corea del Sur (204), Japón (108), Singapur (86) y Tailandia (35).

El propio Brockmann alertó lo siguiente: «Las pandemias, es decir, los brotes globales de una enfermedad, continuarán ocurriendo. Por un lado, un número cada vez mayor de personas vive en centros urbanos y, por otro, comemos mucha carne y también tenemos muchos animales, un número relativamente grande de estas nuevas infecciones virales provienen de animales. Todos estos son factores que indican que tales situaciones sucederán a un ritmo mayor».

Zonas de mayor riesgo hacia donde podría propagarse el Covid 19, según uno de los esquemas de índices (Cortesía, Universidad de Humboldt, Berlín y profesor Prockmann)

No obstante hay quienes piensan que a pesar de los esfuerzos, será difícil de predecir y, por lo tanto, de contener. Lo cierto es que muchos de los científicos del mundo están en función del coronavirus, ahora mismo la más peligrosa amenaza, después de ella misma, contra los seres humanos.

Sería recomendable que Brockman tuviese en cuenta el impacto de grupos encerrados como el del crucero Diamond Princess, atracado en Yokohama, Japón, o el de la iglesia en Corea del Sur, que parece ser culpable del incremento de infectados en ese país asiático, segundo foco mayor del mundo en cuanto al coronavirus.

De cualquier manera hay que tener en cuenta este primer acercamiento del científico alemán.

Hasta ahora, República Dominicana no aparece en ese esquema, aunque sí La Habana, a pesar de que La Habana tiene muchísimo menos vuelos que Punta Cana, por ejemplo o Las Américas, sin contar ya la cantidad de viajantes diarios que proceden por ejemplo de Nueva York u otras ciudades de Estados Unidos hacia Quisqueya, y la gran reducción que han tenido los vuelos procedentes de Estados Unidos hacia Cuba, después de las recientes medidas tomadas por el gobierno norteamericano contra el cubano, por apoyar al régimen venezolano.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here