Amable López y Antonio Martorell (Foto: Alfonso Quiñones)

SD. Arriba un sombrero boater o canotier, y debajo un personaje querendón salido de una película de Luchino Visconti sea Senzo (1954) o quizás mejor Muerte en Venecia (1971), estrenada en el Festival Internacional de Cine de Moscú ese año y ganadora en Cannes de un Premio especial por el 20 aniversario del festival de la Riviera francesa.

La cuestión es que canos el bigote y la barba en forma de pera, saco rayado y corbatín de madera, Antonio Martorell puede parecer un gondolero de la ciudad de los canales, pero es más que eso, un artista, un hombre que vino al mundo con el don de ver los objetos y los paisajes, los hombres y el aire, diferente a los demás mortales, con ojos de… pintor.

La noche de este viernes, a la salida de la inauguración de la XXII Feria Internacional del Libro de Santo Domingo, en la columnata del Teatro Nacional y bajo el asedio despiadado de esos molestosos personajes que son los pica pica, el crítico de arte y curador del Museo de Arte Moderno, Amable López le daba conversación al maestro. Después lo dejó en manos de Nota Clave.

“Hoy presento mi libro Pierdencuentra, una sola palabra que une perder con encontrar. Son reatos de pasado, presente y algo de futuro, portando de experiencias personales, como puertorriqueño”, dijo el destacado pintor de quien se hizo una importante muestra en el MAM en la Feria Internacional del Libro del 2015.

Con 80 años, el destacado artista plástico dice que ha “trabajado un montón”, y asegura que “trabajo mas ahora que nunca antes. Acabo de cumplir 80”.

El reconocido pintor puertorriqueño Antonio Martorell (Foto: Alfonso Quiñones)

“Ahora mismo tengo cuatro exposiciones en Puerto Rico, una en el Museo de Arte Contempor[aneo, otra en el Museo de Puerto Rico, otra en la Casa del Libro y otra en la Galería de Walter Otero”, afirma con el brillo del éxito detrás de las gafas transparentes.

“El arte en Puerto Rico está mejor que nunca”, subraya la u con énfasis de maestro de escuela. “esto no tiene que ver con las ventas. Después del desastre de (el ciclón) María y del desastre e la Junta de Supervisión Fiscal y la promesa americana, el desastre económico, la deuda, la cultura ha respondido de un modo extraordinario, porque es el mejor momento de la cultura en Puerto Rico desde que yo tengo memoria”, manifiesta.

“Más que la venta, la creatividad. Hay mucho arte que no se vende, que sencillamente se hace. Hay una gran efervecencia, arte joven por dondequiera, pero de lo mejor. Y no solo las artes plásticas, te hablo de literatura, danza, música. Para que te des cuenta, hasta la agricultura. Los jóvenes han vuelto a cultivar la tierra”.

“Estoy muy agradecido que esta noche en la inauguración de la feria, la Orquesta y el Coro tocaron Preciosa, con la letra original, que dice “no importa el tirano que trate con negra maldad, Preciosa serás sin bandera, sin lauros ni gloria…” Lo curioso es que eso se escribió hace mucho mas de medio siglo, pero dice “sin bandera”, y allí estaban dos en el escenario, estaba la de Estados Unidos y la de Puerto Rico, acompañado;adas de la bandera de República Dominicana. Entonces, nuestro gran compositor Rafael Hernández dijo la verdad, sin bandera… Ahora la tenemos, pero siempre acompañada de la otra. No teníamos una porque estaba proscrita, cuando él escribió, que yo viví esa época, y tener la bandera puertorriqueña;a era un delito. Y ahora, se incorporó pero porque está acompañada de la otra”, sentenció.

Portada del libro Pierdencuentra, de Antonio Martorell

Ficha
Actividad: lanzamiento de libro
Titulo: Pierdencuentra
Autor: Antonio Martorell
País: Puerto Rico
Lugar: Capilla de los Remedios
Dirección: Calle Las Damas, esquina del Museo de las Casas Reales
Evento: XXII Feria Internacional del Libro de Santo Domingo
Hora: 8:00 de la noche

 

Esperamos tu comentario