Obras pictóricas en mal estado de conservación que estaban tiradas como si fuese en un basurero, ya en una de las salas a ver qué se puede hacer con ellas (Fotos servidas)

A través de sus redes algunas personalidades han comenzado a reaccionar. Uno de los primeros ha sido Edwin Espinal, reconocido historiador dominicano quien escribió un post titulado «Ante el desastre en el Museo Nacional de Historia y Geografía».

Según el también abogado «Uno de los principios de la Administración Pública, conforme el art.12, numeral 17, de la Ley 247-12 de Administración Pública, es de la de responsabilidad civil y penal de los entes y órganos administrativos, que la comprometen por los daños causados por la falta de sus órganos y servidores en el desempeño de la función administrativa, independientemente de las acciones que podrán intentarse para resarcir el perjuicio propio causado por el dolo o la falta grave e inexcusable del servidor».

Edwin Espinal, historiador y abogado (Fuente externa)

«De su lado, el art.79, numeral 13, de la Ley 41-08, sobre Función Pública, impone como un deber de los servidores públicos vigilar y salvaguardar los intereses, valores, bienes, equipos y materiales del Estado, principalmente los que pertenezcan a su área de trabajo o estén bajo su responsabilidad y su artículo 90 prevé que el Estado y el servidor público actuante serán solidariamente responsables y responderán patrimonialmente por los daños y perjuicios causados por su acción u omisión, correspondiendo a la Jurisdicción Contencioso Administrativa conocer de dichos incumplimientos y establecer las indemnizaciones correspondientes», advirtió.

Archiveros y lo que fue un abanico de techo

Y especificó: «La tragedia ocurrida con las piezas del Museo Nacional de Historia y Geografía, denunciada por el Comité Dominicano del Consejo Internacional de Museos (ICOM), es violatoria de dichas leyes y de la Ley 318 de 1968, sobre Patrimonio Cultural de la Nación, que impone una sanción de 6 meses a dos años de prisión por la destrucción de bienes pertenecientes al Patrimonio Cultural de la Nación».

Consciente de la gravedad de lo ocurrido Edwin Espinal manifestó que «El país cultural espera que se encauce a los responsables y que la Procuraduría General Administrativa inicie las investigaciones de lugar».

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here