Wendy Guerra Torres, se encuentra en estos momentos en Estados Unidos (Fuente externa)

La escritora cubana Wendy Guerra ha recibido amenazas de que le confiscarían su casa en La Habana, probablemente incitándola a quedarse definitivamente fuera del país.

La autora de la exitosa novela Todos se van llevada al cine por el colombiano Sergio Cabrera, hizo la denuncia a través de su cuenta de Facebook, donde escribió: «No admito ni amenazas, ni ultrajes.

Con las amenazas hacia mi persona y hogar en Cuba lo único que generan es evidenciar ante el mundo su fragilidad, miedo y escasa moral».

La también poeta y guionista expresó en el post que «Su decadencia y desesperación les obliga a amenazar a una escritora, a una mujer cubana para que no vuelva a su casa. ¿Tan inoportuna les resulta mi presencia?

¿Qué es lo que no quieren que vea o de lo que no desean sea testigo, escriba y firme como lo hago siempre?», preguntó la prestigiosa escritora.

Guerra Torres, hija de la inolvidable poeta y guionista radial Albis Torres, y quien fuera niña mimada de Gabriel García Márquez, manifestó sobre su verticalidad: «Tengo más vergüenza que todos nuestros censores. Desde mi columna Habaname en El Mundo, 2008 y demás colaboraciones en El País, The New York Time y demás publicaciones en Francia y el resto del mundo vengo denunciando lo que veo en mi país, y asi seguirá siendo». A lo que agregó: «Mi obra literaria también lo narra cuartilla a cuartilla».

La creadora literaria que ha sido profusamente traducida y publicada en otros idiomas preguntó: «¿Por qué me amenazan por interno?». E insistió: «Háganlo públicamente.

No pienso darles protagonismo pero tengo sus nombres tatuados en mi cabeza. Mi memoria es buena».

Y cerró con una sentencia: «Los gobiernos pasan, la literatura queda».

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here