A las 4:56 hora dominicana amortizó el rover Perseverance tras una trayectoria que comenzó el año pasado durante la pandemia.

El rover enviado por la NASA llegó a su destino este 18 de febrero en Marte, tras recorrer 470,7 millones de kilómetros que comenzó el 20 de julio de 2020, con el lanzamiento de la misión espacial Mars 2020 en Cabo Cañaveral.

El objetivo del Perseverance es estudiar la composición geológica de Marte, su meteorología y también, por primera vez, rastrear posibles señales de vida en el remoto pasado en otro planeta y la existencia de vida microbiana hoy día.

Si bien hace pocos días han llegado la órbita marciana misiones de China y los Emiratos Árabes Unidos, esta es la misión más compleja de la Agencia Espacial de Estados Unidos. En el fondo de la operación está una posible colonización humana de Marte.

Mars 2020 ha llevado a Marte un ‘equipo’ de vehiculos, equipados con complejísimas herramientas. El rover Perseverance es de tamaño de un pequeño monovolumen -pesa en torno a una tonelada y mide tres metros- y el más grande dispositivo enviado a Marte. Le acompaña un helicóptero dron, el Ingenuity, primer artefacto humano en sobrevolar otro planeta.

El Perseverance acometió el descenso dentro de una carcasa. Al alcanzarse la altura precisa, un paracaídas se desplegó desde la caja protectora, desprendiéndose su parte inferior y permaneciendo la superior unida al Rover Perseverance, para acompañarle hasta la superficie. El lugar elegido, el cráter Jezero, es un lugar complicado para la amartización, pero es el que ofrecía mejores condiciones para cumplir los objetivos de la misión. Curiosamente, el lugar de aterrizaje ha sido llamado por la NASA Timanfaya.

El cráter Jezero (de unos 45 kilómetros de diámetro) donde amortizó la nave, se encuentra en el hemisferio norte de Marte donde se cree que hace millones de años existió un lago que arrastraba sedimento. Los científicos de la NASA saben que en este gemelo helado de nuestro planeta se dieron las condiciones básicas para que surgiese la vida y fue justo en aquella época cuando en nuestro planeta comenzaron a surgir los primeros microbios, probablemente en lagos, ríos o mares. Sin embargo hace millones de años el planeta comenzó a perder su atmósfera, se rompió su equilibrio y dio un giro mortal hasta convertirse en el desierto helado que es hoy.

El rover Perseverance, que es el vehículo más ambicioso que ha lanzado la NASA es un coche de seis ruedas y una tonelada de peso equipado con siete instrumentos científicos con los que intentar analizar la composición atómica y química del suelo es también el complejo y caro ya que ha costado unos 2.660 millones de dólares.

La llegada a su destino comenzó con la entrada de la nave en la fina atmósfera de Marte, que es 100 veces menos densa que la de la Tierra. Esto supone que el rozamiento del aire frena mucho menos la vertiginosa velocidad de entrada, de unos 20.000 kilómetros por hora. Los retrocohetes, el enorme paracaídas y una grúa lograron que el rover se posara a la velocidad de una persona caminando. La NASA ha retransmitido en directo todo el aterrizaje. Lo más emocionante fueron los “siete minutos de terror” previos al aterrizaje.

Un minuto después de entrar en la atmósfera, la nave alcanzó su pico de temperatura por el roce del aire: 1.300 grados, que debe soportar su escudo térmico. Tras el despliegue del paracaídas, de casi 22 metros de diámetro, como un edificio de siete plantas, y su posterior desenganche, entró en acción un dispositivo completamente nuevo: el TRN. Se trata de un sistema de inteligencia artificial que toma fotos del suelo y va “pensando” cuál es el lugar más adecuado para tomar tierra. A 21 metros del suelo, una grúa desplegó unas cadenas de unos siete metros de largo de las que va colgado el valioso rover. Sus ruedas se pusieron en contacto con el suelo a tres kilómetros por hora, y la grúa activó sus cohetes para ir a estrellarse lejos del Perseverance. Toda esa secuencia de maridaje fue absolutamente automática.

Toda la secuencia de amartizaje es automática. Los responsables del control de la misión no podían hacer nada para corregir la trayectoria o solucionar sin ocurría algún imprevisto.

Con el amartizaje, EE UU se convierte en el único país que ha aterrizado cinco vehículos de exploración consecutivos en Marte. Esto le ddelante de China, su principal competidor, que en unas semanas intentará llegar a Marte con un orbitador, un aterrizador y un vehículo móvil, todo a la primera, algo que nunca se ha hecho antes.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here