Durante los pasados carnavales de Santa Cruz de Tenerife (Islas Canarias, España), el 10 de marzo de este año, Juan Luis Guerra rompió el récord de mayor convocatoria, que estaba en manos de la leyenda cubana Celia Cruz.

El artista dominicano reunió a 400.000 personas, casi el doble de la población de la ciudad (204.856 habitantes) y el 44% de la población de la isla (904.713), según datos del Ayuntamiento de esa ciudad.

Juan Luis Guerra colapsó Tenerife. Superó el récord de Celia Cruz en el carnaval de 1987, que entró en el libro Guiness por las 240.000 personas que acudieron. La noticia le dio la vuelta al mundo y se convirtió en trending topic, con lo cual la promoción turística de esa ciudad isleña situada a 2012 kilómetros de la capital española, obtuvo réditos insuperables.

Este martes sin embargo, se dio a conocer que la nueva alcaldesa socialista de Santa Cruz, Patricia Hernández, dictó el pasado jueves un decreto ordenando la incoación de un expediente de información reservada en relación a la contratación de los conciertos que Juan Luis Guerra y el grupo de rap cubano Orishas, con el fin de averiguar si realmente se cometieron irregularidades en el procedimiento, tal y como se ha apuntado desde algunos medios de comunicación. Será a partir de hoy, una vez que se designe al instructor del expediente por parte del área de Recursos Humanos, que será un funcionario del Ayuntamiento con habilitación de carácter nacional, cuando comiencen los trabajos de análisis del citado contrato, dice el periódico El Día de esa ciudad.

Los contratos

Esto, sin embargo, no significa una investigación contra Juan Luis Guerra y Orishas, sino contra quienes organizaron la fiesta. Cada artista tiene un caché (precio), y llega a un acuerdo con un empresario para cada fiesta que hace. Si el empresario en cuestión o los organizadores de la fiesta caen en algún tipo de irregularidad no es responsabilidad directa del artista.

A veces se usa algo que se llama doble contrato, donde el empresario que contrata al artista y el organizador de la fiesta hacen doble documento, uno que se usa para pagarle al artista lo que el artista pide a través de su equipo de trabajo, y otro falso, que usan los contratantes para violar legislaciones. Ni siquiera de estas cosas se enteran los artistas. Y este podría ser uno de esos casos.

No hay comisión

No obstante, la alcaldesa socialista negó que se haya creado una comisión de investigación, que lo que ha ordenado es «la incoación de un expediente de información reservada», un procedimiento administrativo con el que cuenta la administración para «esclarecer actuaciones practicadas»

Patricia Hernández explicó que tomó la decisión de dictar este decreto a raíz de «determinadas informaciones aparecidas en los últimos días en medios de comunicación locales, relativas a supuestas irregularidades en la contratación tramitada por el Organismo Autónomo de Fiestas referida» a los conciertos celebrados por el cantante Juan Luis Guerra y por el grupo Orishas en los Carnavales de 2019. Dicho contrato se formalizó en el anterior mandato, con Coalición Canaria y el Partido Popular en el grupo de Gobierno. Los conciertos de Juan Luis Guerra y Orishas costaron 501.000 euros.

Con este expediente de información reservada, y según explicó la alcaldesa socialista, «se determinará la existencia o no de irregularidades y se propondrá, si así se estima, la adopción de las medidas pertinentes». «Estamos hablando de una especie de fase de instrucción, durante la cual se analizarán todos los documentos relacionados con la contratación de Juan Luis Guerra y se recopilarán las pruebas pertinentes. El tiempo que dure este proceso será marcado por el funcionario designado al respecto. Al final sabremos si se hizo bien o si se hizo mal y, en el caso de que sea esto último, se exigirán las responsabilidades políticas oportunas. Son varias las preguntas que deben responderse, como si realmente había dos pliegos o por qué hay cuantías diferentes», manifestó ayer la regidora chicharrera.

«Reclamamos la absoluta aclaración de la legalidad del concierto y que cesen las especulaciones y juicios paralelos por parte de algunos miembros del actual equipo del Gobierno municipal (PSOE-Cs)», ha indicado la exedil nacionalista de Coalición Canaria Gladis De León.

Esta ha vuelto a solicitar el expediente de la contratación de Juan Luis Guerra y Orishas, «al no hallarse en el Portal de Transparencia del Ayuntamiento, como exige la ley». Señala a la Alcaldía que «la imposibilidad de acceso a este expediente, del que sin embargo sí disponen de copia varios medios de comunicación, viene causando una clara indefensión del grupo político que represento, así como de las personas interesadas en el mismo, ante la gravedad de las acusaciones que se están vertiendo».

Esperamos tu comentario