Rolando Díaz, visto por el lente de Orlando Barría (EFE)

Carmen Jiménez, agencia EFE
SD (EFE). El cineasta cubano Rolando Díaz, afincado en España, se sirve de la historia real de Moraima, una niña dominicana que fue devuelta por sus padres adoptivos a sus padres biológicos que viven en extrema pobreza en el campo, para explorar el dolor del abandono en su nueva película “Adopciones”.

El docudrama “Adopciones”, que ha sido rodado en la República Dominicana, tiene un inusual formato al integrar como protagonista al personaje de ficción de una periodista interpretado por la actriz dominicana Judith Rodríguez, dentro de una historia y unos personajes reales, según su director.

En una entrevista con Efe, Rolando Díaz explicó que se interesó por este proyecto al conocer la investigación sobre las adopciones en República Dominicana, que realizó durante 3 años el poeta, periodista y productor de esta película Alfonso Quiñones.

El punto de partida de la investigación fue averiguar el paradero de Moraima, que desconocían hasta sus propios padres biológicos, tras haberse perdido su rastro hace años después de que su caso saltará a los medios de comunicación dominicanos en 1995 cuando tenía 13 años, según dijo a Efe Quiñones.

Pero en el transcurso de sus pesquisas, Quiñones se encontró con otros casos de adopciones de niños de familias en Jarabacoa, en la provincia de La Vega, y planteó el proyecto de hacer un documental sobre este fenómeno a Rolando Díaz.

Desde el primer momento, Díaz tuvo claro que no quería hacer una película de entrevistas sino que quería realizar un experimento y para ello buscó a una actriz que en su vida real “hubiera sufrido un dolor muy grande” y que “hubiera sido periodista”, como la protagonista de la cinta que en su papel transmite que le duele casi más que a los personajes reales lo que les ha pasado en su vida.

En “Adopciones”, Judith Rodríguez, quien ha participado también en las películas “Cocote” y “Carpinteros” interpreta a una reportera que realiza una investigación para buscar a Moraima y en el transcurso encuentra otras historias de adopciones y va entrevistando a todos los protagonistas de estos casos que cuentan su vida.

Para el cineasta, esta película va más allá del tema de las adopciones ya que “la pobreza, el papel de la madre, la figura de la mujer como elemento de unión, el desamor y las ausencias” son también muy importantes.

Rolando Díaz recordó que no es la primera vez que hace este tipo de cine, y mencionó su cinta “Si me comprendieras”, seleccionada por más de quince festivales internacionales, pero aseguró que sí es la primera vez con esta “fórmula de una actriz por medio”.

El productor de “Adopciones”, que está actualmente en fase de posproducción, dijo que antes de su estreno, previsto para el último trimestre del próximo año, quieren llevar esta película a festivales.

Entre los próximos proyectos de Rolando Díaz, que vive actualmente en Valencia (España) tras residir varios años en las islas Canarias, figura “La edad del olvido”, una historia de mujeres centenarias de República Dominicana, España y Cuba, así como una comedia.

El creador cubano, aspirante al Premio Goya al mejor cortometraje-documental por “El largo viaje de Rústico”, en 1994, destacó también el salto importante en el cine que ha dado en poco tiempo la República Dominicana y subrayó la calidad de cintas como “Cocote” y el documental “Caribbean fantasy”.

“Creo que hay mucha fuerza en América Latina” en el cine, dijo Díaz, que añadió que también le interesa mucho lo que está pasando ahora con las nuevas generaciones de cineastas cubanos.

Esperamos tu comentario