«Con gran tristeza tenemos que informar que el actor sir Ian Holm ha fallecido en la mañana a los 88 años. Ha muerto tranquilamente en el hospital con su familia. Encantador, amable y con un enorme talento, le echaremos enormemente en falta», expresó su agente al periódico británico ‘The Guardian’ el viernes, al dar a conocer el deceso del actor. Ian Holm padecía de Parkinson.

Ian Holm recibió la Palma de Oro al mejor actor en el Festival de Cannes y fue nominado al Óscar en 1981 como mejor actor de reparto, ambos por su rol en el drama ‘Carros de fuego’, única nominación a ese galardón que recibió en su extensa vida artística relacionada con el cine que abarca desde 1948, cuando trabajó en ‘Frankestein’ y ‘El parador del camino’, hasta el 2014 cuando repitió como Bilbo Bolsón en ‘El hobbit: la batalla de los cinco ejércitos’. Paralelo con el cine cimentó una carrera en el teatro, en el que cosechó grandes reconocimientos. De hecho después de sus dos primeros filmes en 1948, duró 20 años solamente dedicado al estudio de la actuación y a partir de 1954 que hizo su debut con la obra de teatro Otelo demostró lo estudiado en la Royal Academy of Dramatic Art (RADA), de Londres, hasta que se unió a la Royal Shakespeare Company en Stratford-upon-Avon en los años 50 del pasado siglo. De hecho su carrera teatral abarca interpretaciones en todas las principales obras de William Shakespeare, así como también en clásicos como El jardín de los cerezos y Tío Vania de Chéjov, entre otras.

Reanudó su carrera en el cine en 1968 con ‘The Bofor Gun’ y ‘El hombre de Kiev’, una película que tuvo un mayor relieve al ser nominado Alan Bates a los Oscar como mejor actor secundario.

Fue Zerah en 1977 en el filme ‘Jesús de Nazareth’.

Actuó en ‘El Quinto Elemento’ (1977) y una de sus más destacadas actuaciones fue en el rol del robot Ash en ‘Alien: el octavo pasajero’ (1979), que desencadena el conflicto del famoso filme de ciencia ficción y horror que se convirtió en una exitosa saga. Y por supuesto su más popular papel, en ‘El Señor de los Anillos’, que le permitió ser recordado no solamente por las generaciones mayores, sino por las actuales.

Sus aportes al arte de la actuación le valieron el reconocimiento de la Reina Isabel II, al prestigiarlo con el grado de comendador de la Orden del Imperio Británico en 1990 y nombrarlo Sir en 1998.

En el 2001 fue diagnosticado con un cáncer de próstata, que superó exitosamente. Estuvo casado tres veces y tuvo cinco hijos: tres hembras Jessica, Sarah-Jane y Melissa, y dos varones Barnaby y Harry. Su última esposa es Sophie de Stempel

Fue un veterano actor, de innegable eficiencia en el plató, que inspiraba ternura o asombro con sus tan disímiles papeles que iban desde Napoleón, hasta un robot o el famoso hobitt, y que supo nadar con directores como Cronemberg, Gilliam, Scorsese, Scott, Allen, Lester, Soderbergh, Egoyan, Branagh, Lumet, Boyle, Schaffner, Mann, Attenborough, Emmerich o Besson.

El cine pierde con Iam Holm un conocido rostro de la gran pantalla que durante casi 60 años conformó un calidoscopio de roles y caracteres que ocupan muchas horas de pietaje y resumen toda una vida ida el viernes 19 de junio, donde mismo nació, Goodmayes, en Londres.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here