Periodistas haciendo su trabajo (Foto tomada de la web de la Unesco)

El Subdirector General de Comunicación e Información de la UNESCO expresó este día final de marzo su preocupación por la seguridad de los periodistas al informar sobre la crisis sanitaria mundial del COVID-19.

«El papel de los y las periodistas en informar al público durante la crisis actual es absolutamente crucial», dijo el tunecino Moez Chakchouk, quien también es asistente de la directora general de la Unesco, con sede en París.

«La seguridad física y psicológica de los y las periodistas debe ser lo primero», declaró Chakchouk.

Aseveró que las organizaciones y empresas de medios de comunicación deben asegurarse que los periodistas estén educados en las imprescindibles precauciones sanitarias y estén equipados con medios de protección de óptima calidad. Al momento de enviar periodistas a informar sobre el virus, su seguridad debe ser una prioridad, en primer lugar para los dueños y directivos de los medios para los cuales trabajan, manifestó preocupado.

También recordó que tanto los Estados como los actores titulares, tienen el deber de garantizar la seguridad de sus periodistas en la cobertura de la crisis sanitaria y de sus repercusiones sociales, de conformidad con las normas internacionales sobre la libertad de expresión.

Además de la preocupación por la seguridad física, los periodistas trabajan en condiciones de considerable tensión psicológica. Mientras que algunos periodistas trabajan bajo la presión de cubrir una situación siempre cambiante, otros se preocupan por su seguridad laboral.

Los periodistas independientes son especialmente vulnerables en lo que respecta a la seguridad física y psicológica, ya que no siempre tienen acceso a los mismos recursos y al mismo apoyo que los periodistas asalariados.

Moez Chakchouk, quien es conocido internacionalmente como un experto en tecnologías de información y comunicación, regulación y gobernanza de internet, señaló que la libertad de prensa es más importante hoy que nunca, y pidió a todos los Estados miembros de la Unesco que se aseguren que los periodistas puedan informar sobre COVID-19 sin interferencias. «En tiempos de crisis sanitaria, no se puede sobrestimar la importancia de un periodismo riguroso y fiable», declaró.

El Subdirector General de la UNESCO también subrayó la importancia de garantizar un entorno propicio para la libertad de prensa a fin de que los periodistas puedan informar independientemente sobre la crisis, y alentó a los gobiernos a que aumenten la cantidad de información disponible para el público.

“El Informe de la Directora General sobre la Seguridad de los y las Periodistas y el Peligro de la Impunidad, que se presentará a finales de este año, destacará la cuestión de la protección de periodistas durante esta pandemia», anunció el Sr. Chakchouk.

La UNESCO y sus asociados están elaborando una serie de iniciativas que se pondrán en marcha en las próximas semanas para abordar estas preocupaciones.

La UNESCO promueve la seguridad de los periodistas mediante la sensibilización mundial y el fortalecimiento de capacidades, así como mediante una serie de medidas en el marco del Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here