Ilustración del Almirante a su llegada a las Américas

¿Dónde nació realmente Cristóbal Colón? ¿Fue realmente genovés, o acaso valenciano o portugués o catalán o gallego o navarro, mallorquín o polaco? Las hipótesis son tantas que se atropellan y esa es la razón por la que la Universidad de Granada se ha propuesto hacer el examen definitivo sobre los huesos del explorador y zanjar un debate eterno en el que solo parece claro su lugar de defunción: Valladolid, 20 de mayo de 1506.

515 años después de su muerte, José Antonio Lorente, catedrático de Medicina Forense de la Universidad de Granada lidera el estudio sobre los restos óseos atribuidos a Colón, a su hijo Hernando y a su hermano Diego. Las muestras que se encuentran en la cámara de seguridad de la Universidad, van a ser sacadas para ser analizados por diferentes laboratorios de identificación genética de Europa y América. La investigación alcanzará su fase final con el estudio del ADN que, aseguran, “podría cambiar los libros de historia”, aunque Lorente se muestra partidario de la tesis genovesa a falta de otro tipo de pruebas.

Huesos del Almirante y ss descendientes (Fuente externa)

Desde 2003, cuando se tomaron muestras de su tumba en la catedral de Sevilla, los huesos de Colón han permanecido a resguardo en una sala blindada de la Universidad y en “dos-tres semanas”, arranca la investigación que arrojará sus conclusiones el 12 de octubre. Será casi dos décadas después del inicio de un proyecto que se detuvo porque, en palabras del catedrático, “la tecnología de ahora nos permite obtener mejores resultados del material óseo del que disponemos. Entonces tuvimos que parar porque estábamos gastando mucha cantidad de ADN sin resultados”.

Según un artículo publicado por el diario español La Razón, la investigación científica se ha presentado como la “más ambiciosa sobre el origen de Colón”, que recopila el trabajo desarrollado por las diferentes tesis surgidas hasta el momento y que cuentan con posible información genética para contrastar con la de Colón. El análisis genético que se llevará a cabo en los próximos meses podría ser la pieza fundamental que unifique todas las ramas de trabajo y permita conocer un poco más sobre la vida del descubridor de América.

Creando del almirante observado a través de Internet (Fuente externa)

El traslado de los restos estará precedido por el primer encuentro mundial de los autores que defienden las diversas teorías sobre el origen del descubridor. Desde ayer miércoles 19 de mayo, la Universidad de Granada acoge una jornada de ponencias en la que cada uno de los representantes expondrá los indicios y resultados obtenidos durante sus estudios. A continuación, harán entrega de todo el material recopilado hasta el momento al Dr Lorente. Fuentes documentales, restos genéticos y documentos históricos que formarán parte del proyecto y estarán destinados a contribuir a tratar de esclarecer científicamente este interrogante histórico.

A 515 años después de su muerte, una amplia comunidad de profesionales interdisciplinares ha decidido dar un paso más allá y unir fuerzas en esta investigación de gran relevancia histórica. El viaje recorrido por los restos de Colón y su posterior estudio formará parte de un largometraje documental producido por RTVE y Story Producciones, donde se revelarán los resultados en exclusiva. Como ya ha ocurrido en otras ocasiones, la extensa trayectoria en divulgación científica de ambas entidades ha sido el motor de inicio para el desarrollo del proyecto Colón ADN, su verdadero origen.

Monumento Faro a Colón, Urna que contiene supuestamente parte de sus restos (Fuente externa)

Según la información, el largometraje documental mostrará las distintas pruebas científicas y exhumaciones que en el curso de la historia se han realizado sobre los restos del descubridor. Alternará la investigación del ADN en tiempo presente con recreaciones históricas de la vida de Colón que tendrán como punto final el resultado aportado por el estudio del Dr. Lorente. Un final que podría cambiar para siempre los libros de historia.

De los restos del Almirante que supuestamente se encuentran en República Dominicana, no se dice ni esta boca es mía. Sería una excelente oportunidad para darle credibilidad a la ciencia y saber si por fin son o no son.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here