Jack Ma, sombrío (Fuente externa)

A principios de año se había corrido la voz de que Jack Ma, el fundador de Alibaba, estaba desaparecido. No era verdad, había escogido un perfil bajo. Ahora se sabe por qué. En los países socialistas o comunistas es un grave pecado ser rico. Parece que le llegó la voz: te están midiendo.

La medición que le hacían ahora acaba de llegarle. Ha recibido una multa récord de 18.200 millones de yuanes —lo que es equivalente a 2,482 millones de dólares al cambio actual— por abusar de su dominio del mercado, según un informe brindado por Financial Times.

Conforme a las declaraciones del regulador, el gigante del ecommerce ha estado utilizando desde 2015 su posición de mercado, reglas y datos de la plataforma, más métodos basados en algoritmos, para implementar recompensas y castigos por su política «elige 1 de 2».

Esta técnica consiste en presionar a los comerciantes online para elegir una única plataforma como canal de distribución exclusivo: si un vendedor vende en la plataforma de un competidor, el operador puede castigarlo bloqueando su tráfico o desconectando sus productos, según ha publicado South China Morning Post.

Así, sus comerciantes sólo podían vender en sus plataformas Tmall o Taobao.

La sanción —que supone cerca del 4% de los ingresos de Alibaba en el ejercicio fiscal de 2019, último completo disponible, según Financial Times— es la mayor impuesta en China por cuestiones de antimonopolio.

El empresario chino Jack Ma delante de una imagen de su empresa principal (Fuente externa)

La sanción a Jack Ma llega después que el Gobierno haya estrechado el cerco, con nuevas reglas, a plataformas digitales como Alibaba, JD.com, WeChat Pay o Alipay y tras sus críticas al sistema de control financiero del país y la suspensión, por parte de las autoridades, de la salida a bolsa de Ant Group, el brazo financiero de Alibaba, apenas 48 horas antes de protagonizar el mayor estreno bursátil de la historia.

La Agencia Estatal para la Regulación de los Mercados (SAMR, por sus siglas en inglés) quiere reforzar la investigación para frenar los comportamientos monopólicos en el negocio de las plataformas y proteger la justa competencia en el mercado, dice la información.

La SAMR ha dado a Alibaba un plazo de 15 días para enviar un informe detallando los cambios de su «comportamiento ilegal» y ordena a la compañía que realice «una rectificación integral» en su plataforma.

En un comunicado, el grupo, que cerró el tercer trimestre del ejercicio fiscal de 2020 —de octubre a diciembre— con unos ingresos de 28.343 millones de euros, ha aceptado la sanción e introducirá mejoras en sus sistemas.

«Es una acción importante para salvaguardar la competencia justa en el mercado y el desarrollo de calidad del negocio de las plataformas de internet», dice un comunicado de la compañía que replica Financial Times.

Así el Partido Comunista chino le obliga al magnate Jack Ma a bajar la cerviz.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here