Alejandro Sanz, carte de La Gra.

Una de cal y otra de arena. Así va la vida.

Al cantautor español Alejandro Sanz, quien se encuentra hechizado por la artista plástica y modelo cubana Rachel Valdéz, le acaba de ganar una importante partida su ex manager, Rosa Lagarrigue, ya que el Juzgado de Primera Instancia número 74 de Madrid ha condenado al cantautor a pagar 5,4 millones de euros por incumplimiento de contrato a la entidad que llevaba su representación artística, RLM, S.A. según informes de la prensa madrileña.

Esta sociedad, propiedad de la conocida manager, llevó a juicio a Sanz tras 25 años de relación profesional y le reclamaba unos 9 millones de euros.

La interposición de una demanda civil llegó después de que Sanz decidiera en 2016 romper unilateralmente el contrato que mantenía con esta sociedad. Según la documentación aportada a la causa, dicho contrato fue suscrito en 2014 y unía a ambas partes hasta el año 2019.

Tras analizar los hechos, el juzgado condenó subsidiariamente a Sanz a abonar la referida cantidad a su antiguo mánager. La sentencia concluye que Sanz incurrió en un incumplimiento doloso del contrato al romperlo de manera unilateral. La sentencia puede ser recurrida en apelación.

Lagarrigue ha sido manager de otros célebres cantantes españoles como Malú, Raphael, Mecano o Miguel Bosé.

La propia Lagarrigue declaró hace varios meses, en las vistas, que la demanda civil contra Sanz fue «una de las decisiones más desagradables de su carrera profesional», aunque consideraba que tenía derecho a percibir la cantidad que reclamaba.

Ahora el juzgado le da la razón, estimando, además de las cantidades reclamadas por él incumpliendo del acuerdo, el lucro cesante derivado de la ruptura del mismo, dice la prensa madrileña.

La noticia le llega a Alejandro Sanz en medio de la gira que realiza por el continente americano y mañana miércoles se presenta en el Alandome de San Antonio Texas, más otras siete presentaciones en el resto de Estados Unidos y 12 fecha en Mèxico hasta el 9 de noviembre.

Esperamos tu comentario