Militares chinos con banderas rojas (Fuente Externa)

SD. La historia es digna de una novela de espías, dice hoy el periódico francés Le Monde.

Cuatro personas fueron arrestadas en diciembre de 2017 bajo sospecha de proporcionar información a una potencia extranjera. Tres de ellos fueron acusados ​​el 22 de diciembre y según una fuente judicial, entre ellos hay dos ex oficiales de la Dirección General de Seguridad Externa (DGSE) y la esposa de uno de ellos.

En julio del año pasado se dio a conocer otro caso del espía chino Jerry Chun Shing Lee, descubierto dentro de la CIA en Estados Unidos. Los analistas estadounidenses concluyeron que debido a las filtraciones de Lee a China, el país asiático desentrañó los códigos clandestinos de comunicación de la CIA con sus espías y gracias a eso arrestó y ejecutó al menos a 20 informantes al servicio del espionaje norteamericano.

Cinco meses después se destapó el espionaje de China a través de falsos perfiles de LinkedIn, en Alemania, lo cual habría afectado a varios miles de personas.

El caso francés

El nuevo caso, que avergüenza en esta ocasión al más alto nivel de servicios secretos estatales del país galo, fue destapado ayer jueves.

Según la fuente judicial citada arriba, los dos ex agentes fueron acusados ​​formalmente de “entregar a un poder extranjero de información que socava los intereses fundamentales de la nación”, “inteligencia con una potencia extranjera”, “recopilación de información que socava” intereses fundamentales de la nación “y” comprometer el secreto de la defensa nacional por una persona que es la custodia del secreto de la defensa nacional”.

Uno también ha sido acusado de “provocación directa al delito de traición”. Los dos ex-agentes fueron detenidos y la esposa de uno de ellos ha sido acusada de “encubrimiento de crímenes y delitos de traición” y puesta bajo control judicial.

El Ministerio de Ejércitos confirmó la información en una declaración emitida el jueves en la tarde. “Dos antiguos empleados y el cónyuge de uno de ellos” comparecieron ante el juez de instrucción por hechos “que probablemente constituyan los crímenes y delitos de traición a la patria mediante la entrega de información” a una potencia extranjera, provocación al delito de traición y violación del secreto de la defensa nacional”, expresa el comunicado oficial.

“Los agentes en cuestión, jubilados, han pertenecido en el pasado a la DGSE. Estos actos de extrema gravedad han sido detectados por este servicio que ha puesto estos hechos en conocimiento del fiscal de París, sobre la base del artículo 40 del Código de Procedimiento Penal “, dice.

Según “Diario”, se barrunta que los ex agentes habrían sido reclutados por las autoridades chinas. Una fuente cercana dijo a Le Monde que se sospecha que han proporcionado información sobre los métodos de trabajo de la inteligencia extranjera francesa.

Esta grave penetración en el aparato estatal, denunciada por la DGSE, salió a la luz como parte de una investigación encomendada a la Dirección General de Seguridad Interna (DGSI) y seguramente pone en alerta a todas las áreas de ñas servicios de seguridad franceses.

Esperamos tu comentario

Notas de las mejores agencias de noticias internacionales.