MANAGUA, NICARAGUA. El popular cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy, reconocido con el Premio del Consejo Directivo de la Academia de los Grammy Latinos en 2016, se exilió en San José, Costa Rica, el pasado día 3 de agosto, porque su vida está en peligro, debido a su actitud crítica contra la represión mortal desatada por el gobierno de Daniel Ortega contra los jóvenes estudiantes.

“Tenía que salir de Nicaragua porque mi vida estaba en peligro», declaró el autor de la “Misa Campesina Nicaragüense”, a la edición digital del diario La Prensa.

Autor de más de 200 canciones, la mayoría de contenido épico que documentan musicalmente la insurrección que derrocó con las armas a la dinastía somocista el 19 de julio de 1979, Carlos Mejía Godoy comenzó a componer desde el 18 de abril canciones a favor de las víctimas y ha exigido justicia para los asesinados. «Tuve que salir (hacia Costa Rica) sin avisarle a nadie, de manera emergente de Nicaragua», dijo. “Se me recomendó abandonara el país cuanto antes”, manifestó quien en el mes de julio escribió una carta crítica a Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Morillo, quienes según él cantautor, se convirtieron en lo mismo que habían combatido en el pasado, dictadores. «Permanecí en Nicaragua el tiempo que tuve, pero salí al exilio porque considero que mi voz fuera de Nicaragua también es importante», aseguró.

Carlos Mejía Godoy, quien junto a su hermano Luis Mejía Godoy conforman la dupla más importante de cantautores nicaragüenses, son tíos del destacado salsero Luis Enrique. Entre 1979 y 1990 participó activamente en la Revolución Sandinista que hoy ve traicionada.

Durante una visita a las afueras de la cárcel del “Chipote”, en Managua, conocida como un lugar de torturas, Mejía Godoy, lamentó que en Nicaragua “la vida no vale nada”. “Me siento inerme en este país. ¡Nos arrinconan y nos matan!”, denunció en junio pasado y expuso que estaba harto “de tanta miseria humana, tanto crimen, tanta impunidad”.

Carlos Mejía Godoy es reconocido internacionalmente por ser el autor de la canción convertida en himno «Ay Nicaragua, Nicaragüita», así como de “Son tus perfúmenes mujer”, “Quincho barrilete”, “Cristo de Palacagüina”, “Alforja campesina”, “Vivirás Monimbó”, “La Tula cuecho”, “María de los guardias”, y muchas otras.

El exvicepresidente Sergio Ramírez y laureado escritor nicaragüense declaró en 1986 “Yo no sé cuánto debe la Revolución a las canciones de Carlos Mejía Godoy, que lograron organizar un sentimiento colectivo del pueblo, extrayendo sus temas y sus acordes de lo más hondo de nuestras raíces y preparando ese sentimiento para la lucha”.

Cuestión de actitudes

Contrasta la actitud de Carlos Mejía Godoy con la de los venezolanos del grupo Los Guaraguaos, cuyas canciones entonaban los estudiantes enfrentados en Nicaragua y a quienes desautorizaron para usarlas.

Según reportes del diario La Prensa, el grupo venezolano Los Guaraguao fustigó en Nicaragua el uso por parte de manifestantes contra Daniel Ortega de interpretaciones musicales de protesta y externaron su apoyo al régimen Ortega-Murillo.

En Nicaragua, los estudiantes han acompañado sus protestas con el canto Qué vivan los estudiantes, letra de la chilena Violeta Parra, y que ha sido interpretada históricamente por varios grupos de la década de los sesenta en América Latina, entre ellos Los Guaraguao.

La legendaria excomandate sandinista Dora María Tellez ha dicho en una entrevista sobre Daniel Ortega: “La única explicación que tiene este tipo de cosas son las ambiciones ilimitadas de las personas y la falta de principios. Lo que Ortega está mostrando es que él es un dictador, es un tirano como lo fue Somoza. No ha tenido principios, no tiene apego a la democracia, no tiene apego a las libertades de los nicaragüenses. No tiene apego a nada. Lo único que le ha interesado es crear un gran grupo económico, un gran emporio económico para él y su familia y ejercer un poder ilimitado, completo, con total impunidad. Esta es una persona sin principios cuyo único norte son las ambiciones totales de poder. No le ha importado nada, no le importan las muertes, no le importan los heridos, no le importa nada. Vos tenés a una persona que no tiene ningún escrúpulo”.

Gioconda Belli

Por su parte, la poeta Gioconda Belli acaba de recibir este marte Sen Alemania el premio Hermann Kesten del Pen Club de ese país. “Como antigua compañera del sandinismo en la lucha contra la dictadura de Somoza, Gioconda Belli se alza desde hace años contra el Gobierno de Daniel Ortega, que ahora actúa con medios dictatoriales”, dice la nota de los que otorgan el premio.

En una entrevista reciente, deseada autora de La mujer habitada, dijo refiriéndose[endose a Daniel Ortega: “Él ha sido lo peor que le podía haber pasado al sandinismo. Realmente lo ha ensuciado, lo ha contaminado y ha escrito una de las páginas más negras en la historia no solo del sandinismo sino de Nicaragua. Y los ciudadanos estamos dolidos, totalmente asqueados”.

La actual crisis de Nicaragua, provocada por los abusos de poder y la corrupción del gobierno de Daniel Ortega, ha dejado entre 317 y 448 muertos, según varios organismos humanitarios, cifra que Daniel Ortega rebajó a 195, y que en poco más de cuatro meses sigue siendo mayor a los causados por el Muro de Berlín durante más de dos décadas.

Esperamos tu comentario

Notas de las mejores agencias de noticias internacionales.