El actor Morgan Freeman en una foto reciente (Fuente Externa)

LOS ANGELES. La cadena CNN reveló ayer un reportaje basado en testimonios anónimos de 16 mujeres que describieron la conducta negativa para con las féminas, por parte del actor afroamericano Morgan Freeman en el set de filmación y en viajes promocionales.

“Cualquiera que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que intencionalmente ofendería o haría sentir incómodo”, salió al paso en un comunicado el actor, que cumple 81 años la semana que viene.

“Me disculpo con cualquiera que se haya sentido incómoda o irrespetada, nunca fue mi intención”.

CNN citó a una joven asistente de producción que dijo haber sido acosada por el aclamado actor durante meses en el verano boreal de 2015, durante el rodaje de Un golpe con estilo.

“Se la pasaba tratando de levantarme la falda y preguntándome si tenía ropa interior”, dijo la mujer, que aclaró que nunca llegó a levantarla pues cada vez que se le acercaba, ella se alejaba.

El actor Alan Arkin “llegó decirle que parara y Morgan enfureció y no sabía que decir”, relató la mujer.

Además contó que la tocaba repetidamente, que colocaba su mano y sobaba la parte baja de la espalda sin su consentimiento y que frecuentemente hacía comentarios sobre su apariencia.

Freeman es dueño de una larga carrera, con un Óscar por su papel en Golpes del destino, además de otras cuatro nominaciones por Conduciendo a Miss Daisy (1989), Sueños de libertad (1994), Seven (1995) e Invictus (2009) en medio siglo de vid artística de quien ha sido también un activista contra la discriminación racial.

CNN indicó que la conducta denunciada por la asistente de producción no se limitó a esa única película.

Citó a una integrante senior de la producción de la película Nada es lo que parece (2013) que decía que era regla del equipo “no vestir ninguna blusa que mostrara nuestros senos, no vestir nada que mostrara nuestro trasero” o cualquier ropa ajustada, si Freeman estaba pautado para el rodaje.

Una mujer que trabajó como gerente en Revelations Entertainment, casa productora que Freeman abrió con la productora Lori McCreary para “revelar la verdad”, contó su experiencia con el actor. “Se acercaba a mi escritorio para saludar y sólo se quedaba allí mirándome fijamente, viendo fijamente mis senos”.

Otros entrevistados tacharon de “tóxico” el ambiente en esa empresa. Según CNN, McCreary fue testigo de algunos incidentes y a veces blanco de comentarios degradantes por parte de su socio.

Una exempleada de Revelations dijo que al conocer a Freeman en la serie Through the Wormhole él la vio “de arriba a abajo” y luego le preguntó: “¿Cuál es tu opinión sobre el acoso sexual?”

“Quedé atónita”, dijo a CNN. “Esta es la persona para la que trabajaba, no me lo esperaba. Dije tímidamente ‘me encanta‘ con todo sarcástico como tratando de aclarar las cosas porque estaba muy confundida. Ahí se volteó y le dijo a los hombres de la producción: ‘ven chicos, así es que se hace‘”.

La coautora del artículo, Chloe Melas, dijo haber sido también blanco de acoso por parte de Freeman, que una rueda de prensa sobre una película le dijo al ver su barriga de embarazada: “Me encantaría estar allí dentro”.

Esperamos tu comentario

Notas de las mejores agencias de noticias internacionales.