SD. El director japonés Hirokazu Kore-eda, ganador de la Palma de Oro del festival de Cannes de este año, será el Premio de Honor del Festival de Cine de San Sebastián, uno de los más importantes de Iberoamérica, según ha dado a conocer la dirección del festival español, que se realizará del 21 al 29 de septiembre de este año.

El Premio Donostia reconocerá, en la 66.ª edición la contribución al mundo del cine del director japonés nacido en Tokio, en 1962, y con él por primera vez a un director asiático. La ceremonia de entrega del premio, tendrá lugar en el Teatro Victoria Eugenia, y se completará con la proyección de Manbiki kazoku / Shoplifters (Un asunto de familia), Palma de Oro de Cannes.

Entre el lirismo y el naturalismo, Kore-eda es un filósofo del análisis de la familia y los peligros que acechan a su descomposición y las fuerzas centrípetas que la cohesionan.

Kore-eda ha participado nueve veces antes en el destacado festival de Donostia, y ha competido en la Sección Oficial con Wandafuru raifu / After Life (1998), Hana yori mo naho / Hana (2006), Aruitemo auritemo / Still Walking (2008) y Kiseki / I Wish (Milagro, 2011), que obtuvo el premio al mejor guion, la selección en la sección Zabaltegi Especiales de Nochi-no-hi / The Days After (2011) y en Perlas de Soshite chichi ni naru / Like Father, Like Son (De tal padre, tal hijo, (2013), Umimachi Diary / Our Little Sister (Nuestra hermana pequeña), (2015), Umi yori mo mada fukatu / After the Storm (Después de la tormenta), 2016) y Sandome no satsujin / The Third Murder (El tercer asesinato), (2017).

Hirokazu Kore-eda se graduó en la Universidad de Waseda en 1987 y se inició dirigiendo documentales para televisión. Debutó en el cine en 1995 con Maboroshi no hikari / Maborosi, adaptación de una novela de Teru Miyamoto sobre las relaciones familiares y el vacío por la desaparición de los seres queridos, algo que se ha convertido en parte de los temas recurrentes de su obra. Su segunda película, Wandafuru raifu / After Life (1998), fusión de cine fantástico con técnicas documentales, fue la confirmación de su talento. El Festival de Cannes acogió sus siguientes trabajos: Distance (2001), sobre el atentado de 1995 por la secta Aum Shinrikyo, y Dare mo shiranai / Nobody Knows (Nadie sabe), (2004), sobre la infancia, dio a Yagira Yuya, el Premio al Mejor Actor.

Con Hana yorimo naho / Hana (2006) realizó una incursión en el cine histórico y las películas de samuráis. En San Sebastián estuvo con Aruitemo auritemo / Still Walking (2008). Kûki ningyô / Air Doll (2009), una historia de ciencia ficción sin embargo muy humana, compitió en Un Certain Regard del Festival de Cannes.

Las últimas obras de Kore-eda, Kiseki / I Wish (Milagro), (2011), que obtuvo el Premio al Mejor Guion en el Festival de San Sebastián; Soshite chichi ni naru / Like Father, Like Son (De tal padre, tal hijo), (2013) y Umimachi Diary / Our Little Sister (Nuestra hermana pequeña), (2015), en la Sección Oficial del Festival de Cannes; Umi yori mo mada fukatu / After the Storm (Después de la tormenta), (2016), en la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes; y Sandome no satsujin / The Third Murder (El tercer asesinato), (2017), en el Festival de Venecia, han confirmado un recorrido contundente de un director que ha cambiado la historia del cine japonés y ha marcado una huella en el cine mundial más actual.

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones