Dilia Pacheco (Foto servida)

SD. Conocí a la joven cineasta dominicana Dilia Pacheco en el pasado Festival de Cannes. Resultó una muchacha simpática, bella, inteligente, inquieta y cariñosa, con un don de gentes maravilloso y me sorprendió su capacidad de negociación y su talento para moverse dentro del mundo de la industria del cine. Ahora se va a estrenar en el Festival Dominicano de Nueva York su remasterización del largometraje Girasol, que tuvo un debut fallido, del cual luego pudo hacer otra versión, ahora bajo el título llamativo de Flor de sol.

P. ¿Por qué decidiste hacer una remasterización de Girasol, ahora con el nuevo título de Flor del sol?

R. A la hora de estrenar Girasol, no quedé conforme con la composición musical y con la mezcla de audio. Fue un resultado bastante mediocre lo que nos entregaron una semana antes del estreno. Mi equipo técnico de post hizo todo lo posible para rescatar el proyecto en tiempo a la premier.
Fue una situación que salió de mis manos, y ya con compromisos hechos, no hubo vuelta atrás.

Tomé la decisión que Girasol iba a tener un estreno local, por lo compromisos en curso y luego estrenarla internacionalmente cuando estuviera realmente lista y yo me sintiera a gusto con ella. El cambio de nombre es para diferenciar los cortes, ya que se tomaron decisiones artísticas que diferencian un corte al otro, además que la composición musical hace que sea otra película completamente diferente.

Para mi, como una realizadora que se proyecta internacionalmente, es importante tener un debut en el mercado internacional con el que me sienta satisfecha y avale mis próximos proyectos. Además de Vlad, el próximo año encabezaré con mi productora PMS y Atomica Films de Chile, el proyecto Patria, una serie de gran envergadura y factura cinematográfica, que llevará el trabajo audiovisual de nuestro país a nuevas fronteras, por lo que es imprescindible para mi que mi opera prima estuviera a la altura de mis proyectos en curso, ya que es la primera impresión que tendrá el público internacional hacia mi trabajo como productora y directora.

P. ¿Qué valores cree que tiene esta nueva versión ante la anterior?

R. Honestamente, la exquisita fotografía de Benjamin Echazarreta con la nueva mezcla de sonido le ha dado una dimensión increíble al proyecto.

La música que compuso Luichy Guzman está en su punto con el proyecto! Me enamore de cada pieza!

Y finalmente, algunas escenas no lograron estar incluidas en este último corte. Es una nueva experiencia que da gusto ver y escuchar!

P. ¿Quiénes te han ayudado en esta nueva visión de la obra?

R. Más de catorce profesionales, por mencionar resumido: el equipo de Jose Homer Mora con su compañía de Stems Group, Alain Muñiz con Pulpo Post, Ronny Avila, Franklin Nin, el excelente compositor Luichy Guzmán y mis hermanos en Metadata Post House.

A ellos le debo la paz y satisfacción que ahora llevo con el proyecto.

P. ¿Cómo te preparas para Vlad?

R. Actualmente trabajo dos veces a la semana con el equipo de Rumania, hemos hablado con dos historiadores especializado en el sector y ha salido mucha información nueva a la luz que nunca se ha contado.

El guión ya tiene su primer draft y estamos modificando escenas, enriqueciendo la historia. Es un proceso lento, ya que estamos escribiendo primero en rumano y luego traduciendo al inglés.

P. ¿Estás abierta a todo tipo de géneros en el cine?

R. A la hora de contar una historia, mi genero preferido es thriller psicológico. En mi pizarra de largometrajes, o slate, como dicen los americanos, próximamente tengo dos thriller psicológicos/suspenso, una historia de amor y el epic war film “Vlad” que es acción, thriller y drama.

Thriller psicológicos son mis favoritos, porque me encanta poner a la gente a pensar! Quiero llevarlos en un viaje de reflexión, tanto en el la historia como en sus propias vidas.

Flor del Sol es un drama que necesitaba contar para contribuir a mi país, una historia para inspirar a mi gente, ya que la gasolina que yo utilizo cada día para empujar mis sueños es el ejemplo que me dio mi abuelo. Los sueños hay que caerles atrás hasta que lo realices y lo más importante: No importa quien eres, edad, mujer o hombre… si trabajas para TUS sueños, lograras lo imposible! Tomar una decisión así, no es fácil, ya que la vida pone muchos obstáculos a tus sueños, para probar realmente cuanto lo quieres. Quise extender esta inspiración a mi gente… y próximamente, al resto del mundo.

P. ¿Cuál otra manifestación del arte te es afín, tanto que te gustaría dedicarte a ella cuando tengas tiempo entre una y otra película?

Yo escribo desde chiquita, es una terapia para mi. ¡Me encanta! Pero la verdad es que cuando no estoy trabajando o desarrollando un proyecto, me gusta estar completamente sumergida en la naturaleza, ahí es que conecto con Dios y el Universo.

P. ¿Cuándo te decidiste por el cine?

R. El cine me decidió a mi, cuando tenía 13 años. Para esta edad estaba clara que quería cambiar el mundo, hacerlo un mundo mejor y tocar todos los corazones a mi alcance. Si logró hacer una persona feliz, escapándose por unos minutos en mis historias, me siento realizada. ¡¡¡Si logró tener un impacto positivo en al menos una persona, no necesito más nada!!!

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones