SINGAPURE. Hace pocos minutos ha dado inicio el histórico diálogo entre los gobernantes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Corea del Norte Kim Jong Un, en una instalación turística de este país.

Un encuentro que estuvo a punto de sucumbir y que produjo un pulso entre ambos mandatarios, y donde al final sobrevivió la cordura.

“Hemos superado muchos obstáculos para llegar aquí”, dijo el líder norcoreano Kim Jong-Un. “Vamos a tener una gran relación”, respondió Donald Trump.”Los viejos perjuicios y prácticas actuaron como obstáculos en nuestro camino, pero los hemos superado y aquí estamos hoy”, espetó el asiático desde el hotel Capella donde tiene lugar la reunión.

Hubo un breve apretón de manos y un posado para la prensa. Antes se habían encontrado por primera vez ante una batería de camarógrafos, Kim avanzó del lado izquierdo de donde estaba situada la prensa, y Trump desde la derecha, como si fuese un símbolo, para encontrarse en el centro, en un camino que se abre en busca de la paz entre ambos países que han sido enemigos durante décadas.

Luego se reunieron a solas durante 45 minutos, y está previsto otra reunión posterior con ambas delegaciones. Después habrá un almuerzo de trabajo. Y tras concluir la cumbre, Trump se dirigirá a la prensa, alrededor de las 4:00 de la tarde de Singapur, 4:00 de la madrugada en República Dominicana.

Las comitivas las componen el consejero de Seguridad Nacional del presidente Trump, John Bolton; su secretario de Estado, Mike Pompeo, y su jefe de Gabinete, John Kelly. Junto al líder coreano se encuentran su hermana, Kim Yo-jong, y su hombre de confianza, Kim Yong-chol.

Esperamos tu comentario

Notas de las mejores agencias de noticias internacionales.