En el horizonte se vislumbra un enfrentamiento entre Netflix y el Festival de Cannes

El jueves se sabrá cuáles son los filmes de la Selección Oficial de Cannes, cuyo festival se inaugura el 8 de mayo

 

SD. Como la lava, asciende poco a poco un enfrentamiento dramático entre Netflix y el Festival de Cannes, que tiene en la mira el futuro de la industria del cine. El año pasado el escándalo fue la inclusión de películas de Netflix y Amazon en la Sección Oficial del festival más importante del mundo. 

Okja de Boon Joon-Ho y The Meyerowitz Stories de Noah Baumbach, fueron las manzanas de la discordia. Thierry Fermaux, delegado general del festival abrió la ventanilla del baño para ver cómo daba cabida a una realidad que está ahí. Como el famoso microcuento de Tito Monterroso: Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.

En la edición 70 del Festival de Cannes no se hizo esperar la reacción de la industria, sobre todo de los distribuidores y dueños de cines, y sobre todo franceses, que ven un peligro que pone en más riesgo aún el futuro.

Este año, sien embargo, Fremaux ha recogido la pita y Netflix amenaza con no llevar ningún título al evento cinematográfico más grande del mundo. El delegado general de Cannes amenazó el mes pasado con no seleccionar ninguna película de Netflix en competencia. En el cuartel general de Netflix, los generales están tensos, pero saben que al final, final, si no este año, el otro o el otro, ellos ganarán la pelea. Así que dicen que no tomarán una decisión final hasta que Cannes anuncie su alineación oficial este 12 de abril.

Sobre esto The Hollywood Reporter opina que si Netflix cumple con la amenaza de sacar sus películas, la movida podría afectar a un número de cineastas de alto perfil.

Los títulos de Netflix han figurado en la especulación sobre películas que podrían proyectarse en el festival, aunque no está claro cuál puede haber sido presentado formalmente. Entre ellos están Noruega de Paul Greengrass (el mismo de las películas de Jason Bourne que protagonizan Matt Damon); también de Jeremy Saulnier Hold the Dark; y The Other Side of the Wind, de Orson Welles, una versión recién completada de un proyecto que el fallecido director filmó en la década de los años setenta del pasado siglo, y que parece ser una interesante labor de arqueología cinematográfica.

¿Qué pasará finalmente?

Netflix no ha querido hacer comentarios sobre sus planes en Cannes, pero si se hace realidad la amenaza de Thierry Fremaux, lo considerarían una represalia por la nueva norma, anunciada después del festival del año pasado, que prohíbe cualquier película de la competencia que no tenga un lanzamiento en los cines de Francia.

Como los títulos de Netflix no se reproducen en las salas de cine francesas y, en su lugar, aparecen directamente en el servicio digital, esa regla efectivamente los podría excluir de la lista de la competencia más importante.

Si bien Fremaux ha dicho que consideraría la programación de los títulos de Netflix fuera de la competencia, muchos cineastas consideran que esta opción es menos prestigiosa, lo que los reduce a un estatus de segunda clase, argumenta The Hollywood Reporter.

De cualquier manera, el próximo jueves se develarán los resultados que puedan haber tenido los esfuerzos de buscar una salida al impasse. Debajo del famoso letrero de Hollywood, hay muchos esperando a ver qué sucede. Y tal parece que se han desarrollado conversaciones para buscar una solución q=favorables para ambas partes.

El cuartel general de Netflix, allá en Los Gatos, un pueblecito situado al final de Silicon Valley, está dispuesto a echar la pelea, pero es mejor negociar, y eso hacen, según algunas fuentes.

Mientras Amazon accedió a ofrecer una ventana a las salas de cine, Netflix se resiste, y con su bravuconada espera tener suerte, toda vez que invierte millones en películas y series con actores y directores de primer nivel. Esperar para ver.

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones