Hay pañuelos que dicen adiós
Y viejos poemas y antiguos poetas
Que envían alabanzas y uno recoge
En forma de poemas.

Hay mujeres que se despiden. Ojos
Verdes intensamente abiertos
Que se despiden. Deidades y armisticios
Épocas y bares, nuncas y ayeres
Que fueron ahora mismo mañana
Y ya dicen adiós.

Hay soliloquios, poemas no escritos
Que dicen adiós desde el alféizar
De una ventana que da al mar
Y dicen adiós. Hay proyectos de vida
Abandonados. Seducciones no
Correspondidas. Ataques de belleza
Que dicen adiós.
Todos dicen adiós.

Yo me quedo congelado en el gesto
Que me enseñó mi madre
Con la mano en alto y los labios mordidos.
Y la mirada allá en el horizonte
Diciéndole adiós, desde mi pedazo
De vida, duramente mía, adiós.

(Autor: Alfonso Quiñones)

Participación en el concurso de poemas de amor de Zenda e Iberdrola

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones