Edili en su monologo sobre como despertar a un amante (Foto: José Rafael Sosa)

SD. El éxito de la inteligencia creativa vuelve a poner como punta de lanza la fuerza expresiva de magia de la palabra, factor con empuje suficientemente expresivo para producir una experiencia novedosa desde la escena, tan necesitada de renovación, de variedad en sus géneros y de responsabilidad para el bien comunicar un mundo tan complejo e inentendible como lo es la subjetividad femenina.

La vuelta de Edilí a escena con el octavo monólogo que monta, difícilmente pudo haber sido tan afortunado con otra pieza que no fuera Nana para despertar un amante (por tu titulo original) – bautizada aquí Como despertar a un amante, por lo que supone de desafío interpretativo en el que la demanda principal es la del manejo de la voz para poder llevar al espectador, las aventuras expresivas creativas y de gran complejidad conceptual.

La comedia de humor negro, que vimos el pasado domingo en Sala Ravelo, y que vuelve a reponerse el próximo fin de semana, es una joya como texto y un reto inmenso para cualquier actriz que respete el oficio, al presentar un amplio parlamento de una esposa ante un marido en coma profundo, por un accidente vial, junto a una amante de turno.

Lo primero que se debe festejar del montaje, es la recuperación de una artista escénica que la burocracia y la gestión cultural habían sustraído para el disfrute de la gente, tras exitosas experiencias en las tablas (La cuarta mariposa, Tengamos sexo en paz, Yo soy Minerva y Diatriba de amor para un hombre sentado).

Edilí como actriz, ha tenido buen criterio al seleccionar esta pieza, que se destaca por el cuidado de su bien labrado discurso desde la psicología femenina – a pesar de que quien escribe es un hombre- ha enfrentado uno de sus más formidables desafíos como actriz.

Edilí trastablillea en la entonación de algunos parlamentos pero obvio que se trata del mal menor en el marco de un universo expresivo valedero y sin espacios para la mediocridad dramatúrgica.

El montaje es uno de los mejor representados para este 2018, y debe ser visto sobre todo por actores, estudiantes de teatro y el público escénico amante y respetuoso del teatro con pantalones largos.

Al entrar a la sala, y percatarnos de la escenografía expuesta, la mente nos refirió el monologo Desahogo de una viuda, protagonizado por Niurka Mota, ahora directora de este trabajo. Pero en modo alguno es lo mismo. Las circunstancias con distintas y el parlamento radicalmente diferente. Este es muy superior en su estructuración.

El montaje es una oportunidad de danzar con el buen teatro y se repone el próximo fin de semana. No se la pierda.

Ficha Técnica:
Como despertar a un amante
Autor: Roberto Lumbreras
Dirección: Niurka Mota
Escenografía: Fidel López
Diseño lumínico: Bienvenido Miranda
Elenco: Edilí
Actor figurante: Jorge Santiago
Sinopsis: Una esposa habla como nunca antes lo había hecho con su marido en coma profundo, consecuencia de un accidente de automóvil cuando vivía una aventura de circunstancia con una actriz.

El autor

El dramaturgo español Roberto Lumbreras, que se estrenó en tablas con la comedia Hasta que la boda nos separe, de amplísimo éxito en España y América Latina, es un escritor de notable consagración a la escritura creativa, trazando una línea critica y profunda a las situaciones de la comunidad, la familia y la pareja. Su página web, muy bien diseñada y expone de forma sencilla, la obra de un escritor que respeta su trabajo: http://www.robertolumbreras.com/

Esperamos tu comentario

José Rafael Sosa periodista dominicano, editor, gestor cultural y escritor de literatura de soporte existencial y emocional a la gente , origami y comunicación masiva.