La Materialista (Captura de pantalla)

SD. Por primera vez se le pudo ver a La Materialista -quien anunció que ha logrado a un millón de vistas en su tema más nuevo, Nunca Maniquí-, en una onda diferente.

El reto que le impuso Roberto Cavada fue grande, y ella pasó el Niágara en bicicleta.

La joven artista interpretó un puñado de temas en versión acústica, y se mostró en una nueva dimensión de su trabajo artístico: intentando cantar.

Como en casa es el espacio que ha inventado Roberto Cavada para ofrecer encuentros diferentes con figuras de la música dominicana en un ambiente acústico, distendido y entretenido. Lo bueno es que ofrece un espacio diferente a través de las redes. Una ventana hacia el futuro de lo que será la televisión en su totalidad en el futuro.

La Materialista, quien cultiva la música urbana y en ese estilo no hace falta ni siquiera afinar, ha ofrecido un concierto con una selección de canciones pegajosas, en una onda muy diferente a lo que ella hace y con un look diferente.

La banda que la ha acompañado es excelente y los muchachos trataron todo el tiempo de acompañarle. Pero una sola cosa no ha funcionado y es grave: no ha podido cantar entonada. Ese defecto de oido es algo que uno puede perdonar cuando está en tarima en el fragor de la presentación, donde baila, se menea, dice sus temas y por supuesto, entretiene. Pero no en este tipo de performances, en los que tiene que… cantar. Y la desafinación ha sido especialmente notable en un tema como El anillo, donde uno enseguida hace comparación con el original (que tampoco es que sea un dechado de afinación), pero bueno…

Este problema le fue señalado a ella por quien firma esta crítica, justo cuando estaba en sus inicios, pensando en que tendría oportunidad de estudiar canto, técnica, afinación, respiración etc. Pero tal parece que no ha sido así y la falta de entonación ha sido permanente.

La sensualidad de La Materialista, su talento para la música urbana son innegables. Y quien suscribe la admira y reconoce su talento para la música urbana, su belleza, su empatía con el público, así como su importancia dentro de la industria musical dominicana como mujer. Pero mejor que siga comodita allí, en ese mundo. Porque exponerse como se expuso en esta ocasión, no hace falta, a pesar de los buenos temas, los excelentes arreglos de los jóvenes músicos que la acompañaron en esta versión acústica, y el respaldo recibido por los seguidores de ella y de Cavada en el Facebook del hombre noticia.

Las chapas que vibran, fue el punto final. “Ha sido un placer cantar para ustedes este pequeño repertorio de 25, 30 minutos”, dijo. Al finalizar Cavada la felicitó y elogió su disciplina con los ensayos. También apareció brevemente el papá de La Materialista quien  dijo que ella es nuestra reina. “Para mí fue un placer experimentar esto con Cavada y con ustedes también. Como en Casa by Cavada”, manifestó.

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones