Andy Warhol

SD. El ser humano puede ser a veces mucho más frágil que una minúscula avecilla como un colibrí. Y esto se debe a que todo en exceso hace daño. Si bien un colibrí consume diariamente una cantidad de agua equivalente al 80 % del volumen de su cuerpo, un ser humano no puede hacer eso. Y a veces con una sobredosis de agua o envenenamiento por agua, como también le llaman, puede encontrar la muerte de manera inesperada.

Por eso es importante acudir al médico cuando se han tenido diarreas y se ha sufrido una deshidratación. El equilibrio de sales y minerales que se aporta a través de un suero salva la vida.

Se cree que el icónico artista plástico del Art-pop Andy Warhol, falleció como producto de una arritmia cardiaca mientras dormía, productor de un episodio de envenenamiento con agua, puesto que al practicársele la autopsia se observaron síntomas de hiperhidratación. Warhol estaba convaleciente de una operación de la vesícula.

Según los científicos la función cerebral es la que en mayor medida puede verse afectada por la hiperhidratación, puesto que si el medio interno se diluye en exceso, se puede producir un desequilibrio muy peligroso en el balance de electrolitos entre el líquido intersticial que baña las neuronas (medio interno) y el plasma neuronal. Se hace pues imprescindible mantener ese equilibrio de electrolitos para que los impulsos nerviosos puedan generarse y propagarse con normalidad.

Esperamos tu comentario

Somos un periódico de entretenimiento, música, películas y algo más