Portada del nuevo álbum de Cardi B (Fuente Externa)

SD. Cardi B impacta. A Belcazis Almánzar le importa un bledo lo que pienses de ella. Que si es mal hablada, que si es voluptuosa, que si fue stripper. Ella es ella y punto. Y lleva su cuerpo con mucho orgullo, porque con sus amplias curvas, su gran trasero y su boca lenguaraz y sensual, se ha convertido en la nueva heroína de las feministas, pero también en la más deseada de los machos.

Acaba de anunciar el titulo de su nueva producción Invasion of privacity (Invasión de privacidad) que saldrá el próximo 6 de abril al mercado. Al día siguiente Jimmy Fallon la ha invitado a compartir los secretos de esta producción. Ocasión que seguramente aprovechará para ser todo lo políticamente incorrecta que le dé la gana.

El cover del álbum la muestra más bandida que nunca, con el cabello amarillo eléctrico, una chaqueta a cuadros blanco y negro, unas gafas ¨ojos de gato (más bien de gata)¨ y su característica lengua imprudente y sexy.

Hace poco dijo a The Guardian:  “La gente quiere que esté avergonzada porque solía bailar. Pero nunca me avergonzaría de eso. Gané mucho dinero, pasé un buen rato y me enseñó mucho”.

En una foto que posteó en Instragam Moschino, Cardi B muestra de manera natural, pero de manera natural que tiene vellos en la parte inferior del vientre. Enseguida los haters dijeron que tenía que afeitarse la panza, que aquello era un horror. Y ella respondió con una sentencia filosófica casi de Platón: “Un hater hará lo posible para conseguir el reconocimiento de la persona que odia”.

A una de ellas le espetó sin más allá ni más acá, sobre su voluptuosidad y sus libras: “No, zorra, solo me estoy poniendo gorda. Déjame engordar en paz”.

Cada vez que abre la boca, dice algo que puede ser políticamente incorrecto, o de mascado correcto, como por ejemplo cuando habló de ser feminista: “La gente piensa que ser feminista es tener un título, un buen vocabulario, o ser una mujer de negocios. Pero ser feminista es ser una mujer que cree que tiene los mismos derechos que los hombres”.

Controversial, espontánea, sin respuestas prefabricadas como muchos artistas, Cardi B,  la rapera de 25 años, además de ser la primera dominicana en llegar al puesto No.1 de los Billboard y desbancar a Luis Fonsi y a Taylor Swift, ha hecho historia al convertirse en la primera mujer rapera solista desde 1998 en llegar al número 1 de la lista Billaboard, cuando lo hizo Lauryn Hill.

La artista logró disco de oro en Canadá por ventas de más de 40 mil discos, más tres discos de platino por ventas de más de 240 mil cada uno, y dos más de platino por ventas de más de 80 mil. Esto por diferentes canciones. En Australia se hizo de dos discos de oro por ventas de más de 35 mil ejemplares, y en Nueva Zelanda igual, mientras en Gran Bretaña vendimos de 200 mil discos y ganó uno de platino.

Un querido amigo me ha preguntado: ¿pero has escuchado sus letras? Sí, sus letras incluyen malas palabras, mucho trapeo, sexo desbordado y otras linduras. Pero más allá de eso, que es algo con lo que nos cuesta trabajo convivir a los que somos de otras generaciones, hay que destacar que la joven es una mujer de armas tomar, y una feminista sin poses.  Su primer clip de Bodas Yellow, creció como espuma de champán y ahora mismo acumula 510.270.444 visualizaciones, de ellas 416 mil las ven negativamente. veremos que trae en el nuevo álbum que sale el viernes 6 de abril.

El tema Finnesse con Bruno Mars la impulsó, y ahora acumula 342.591.751 visualizaciones

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones