SD. El ex doble agente ruso Sergei Skripal y su hija Yulia, envenenados con un agente nervioso el pasado 4 de marzo en la localidad británica de Salisbury mejoran rápidamente, la salud de ambos es estable, después de salir del estadio crítico en que se encontraron y tras un mes y cinco días de hospitalización se espera que pronto salgan de la institución en que se encuentran.

La excelente respuesta al tratamiento que han tenido ha dado pie a una nueva prioridad, la protección de la familia Skripal. Ayer domingo el diario británico The Sunday Times, publicó que el gobierno de Estados Unidos ofrecerá una nueva identidad y una “nueva vida” tanto al exespía ruso como a su hija para tratar de evitar otro intento de asesinato.

Una fuente anónima del gobierno británico aseguró a ese medio periódico que el servicio de inteligencia exterior del Reino Unido, el MI6, mantiene contactos con la CIA estadounidense para que ambos se trasladen a Estados Unidos. “El lugar obvio para resguardarlos es EEUU porque allí tienen menos probabilidades de ser asesinados y es más fácil protegerlos bajo una nueva identidad”, dicen fuentes de inteligencia.

Se sabe que el agente nervioso utilizado en el envenenamiento es, supuestamente un agente tóxico de uso militar de fabricación ruda, llamado Novichok, lo que en ruso significa nuevecito.

Yulia Skripal, que fue encontrada inconsciente en el banco de un parque junto a su padre ha rechazado la ayuda consular ofrecida por Rusia. Las mismas fuentes señalaron que ambos empezarán a colaborar con los investigadores pronto, cuando se encuentren mejor, aunque también reconocieron que es probable que “su vida nunca volverá a ser igual” y necesitarán continuo tratamiento médico, tal vez de por vida.

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones